Votre navigateur Web (Internet Explorer) est trop ancien pour faire fonctionner ce site de manière optimale.

Vous pouvez télécharger l'un de ces navigateurs modernes et gratuits et revenir sur notre site :

Fermer
Recherche

El cuadriciclo ligero

El cuadriciclo ligero

Seguridad ante todo!!

Gracias al conocimiento histórico de nuestros ingenieros, nuestros cuadriciclos ligeros tienen una suspensión y una sensación de dirección sin precedentes. También sabemos que es importante ver y ser visto, por lo que optamos por luces LED de conducción diurna, que se encienden automáticamente. Además, de nuevo en esta perspectiva de mayor visibilidad, hemos desarrollado un doble limpiaparabrisas, limpiando así hasta el 85% del parabrisas. Una exclusiva de Ligier, única en el mercado. Descubra todas las razones para elegir un cuadriciclo ligero.

La elección que libera a los adolescentes

Optar por un cuadriciclo ligero significa elegir una cierta autonomía, especialmente cuando eres un adolescente. Accesible a partir de los 15 años con licencia AM, este tipo de vehículo demuestra ser un verdadero aliado en la vida cotidiana, sobre todo gracias a una mayor seguridad. No es necesario pedirle a mamá y papá que se liberen para llevarte a hacer deporte o ver a tus amigos: nuestros vehículos permiten la libertad de movimiento, además de familiarizarte con las reglas de la carretera. Además, gracias a su cabina cerrada, a diferencia de un scooter, ofrece seguridad adicional y te permite usarlo incluso en caso de lluvia.

Vehículos Ligier y Microcar: una alternativa accesible para todos

Los modelos Ligier y Microcar pueden equiparse con dirección asistida eléctrica, lo que garantiza un manejo infalible y maniobras simplificadas. Por tanto, es fácil familiarizarse con un primer vehículo motorizado, para trayectos urbanos o para personas sin carnet de conducir tipo B. Gracias a su reducido tamaño, aparcar y desplazarse por la ciudad es aún más sencillo.

Vehículos manejables con licencia AM

«Necesitaba un vehículo para ir al instituto y mis padres no estuvieron de acuerdo en comprarme una scooter. ¡Tenían miedo de que yo corriera riesgos innecesarios sobre 2 ruedas! Para darme responsabilidad, me ofrecieron un cuadriciclo ligero. Por lo tanto, a los 16 años, yo era el único de mi clase que tenía un minicar. Podía moverme y llevar a mis amigos sin límites, ¡ una verdadera libertad de movimiento!

A los 18, obtuve mi licencia B sin ningún problema, en el primer intento. Tenía los reflejos adecuados, no estaba estresado por conducir y el examinador incluso me felicitó por mi capacidad para evitar el peligro. “